Nuestra misión es acompañar a quienes buscan un encuentro personal con el Señor, para que  logren experimentarlo vivamente mediante la acción sanadora y liberadora del Espíritu Santo, que se manifiesta en la oración personal y  comunitaria.

Tenemos como visión constituirnos en un instrumento dócil a la acción del Espíritu Santo, mediante la cual quienes soliciten su servicio de oración o de acompañamiento espiritual, experimenten la presencia y manifestaciones del amor de Dios por su pueblo.