Somos una comunidad católica carismática de servicio cristiano que motivados por el Espíritu Santo proyectamos el amor de Dios a hacia el hermano necesitado promoviendo acciones concretas de solidaridad dentro de la R.C.C.

Somos un grupo de personas con capacidades para generar y desarrollar distintas actividades, con visión positiva hacia el futuro, llamados a contemplar en el rostro sufriente de nuestro hermano, el rostro de Cristo que nos llama a servirlo.

Como grupo heterogéneo, venimos de diferentes ministerios y grupos de oración, cada uno en su etapa de crecimiento espiritual, con habilidades y talentos propios, dispuestos siempre a compartir con los hermanos más necesitados. Preparados para el desarrollo de proyectos tendientes al mejoramiento integral de la comunidad.